Un Entorno Económico desafiante para Panamá

 

La llegada del COVID-19 representa un reto y un peligro para todas las personas en el mundo. El efecto a la economía global  a ocasionado una desaceleración en los mercados como nunca antes. Sin embargo, lo importante ante esta realidad, es cuidar nuestra salud y a las personas que nos rodean, a través de las indicaciones de bioseguridad que indican las instituciones de la salud. Esto nos garantizará hacerle frente a esta incertidumbre y lograr la reactivación económica del sector de la construcción en Panamá.

 

Precedentes Económicos 

Con datos de 2019 según el Instituto Nacional de Estadística (INEC), su aporte al Producto Interno Bruto (PIB) había aumentado en apenas 0.1%  (se mantiene al 15% del PIB total desde 2016) en comparación al 2018 mostrando aún, un estado de desaceleración que sumado, con el resto de los sectores ante esta emergencia sanitaria, se prevé una contracción del 2% del total del PIB en Panamá para este año 2020. 

 La capacidad de créditos que puede ofrecer el sistema bancario, el aumento en los costos de materiales, mano de obra y la capacidad adquisitiva de los clientes son algunos de los principales factores que han ocasionado esta desaceleración económica en el área de la construcción y han generado un alto inventario de propiedades tanto residenciales, comerciales e industriales. 

Con la llegada del COVID-19  la desaceleración económica en nuestro país sumó un impacto fuerte, producto de una serie de medidas tomadas para contrarrestar la rápida capacidad de contagio del coronavirus. Estas medidas se han implementado durante el desarrollo de la Pandemia, para evaluar su efectividad en beneficio de la salud ciudadana.

Medidas como el estado de emergencia nacional, toque de queda, cuarentena total, cercos sanitarios, salidas por horarios, género y por terminación del número de cédula hacia los supermercados, centros de salud, bancos y entre otras, han creado una realidad impensable en Panamá y el resto del mundo.  Estas disposiciones ocasionaron el paro de todos los proyectos de la construcción, cierre de los negocios, entre ellos, los relacionados a la construcción. 

 

Enfrentando el COVID-19 para salvar la Economía 

Justo antes de que el COVID-19 fuera una realidad en Panamá, se esperaba una proyección positiva en 2020 en cuanto a nuevas obras civiles gracias al gobierno central por medio de la ejecución de proyectos de inversión pública. Esto descansa bajo el concepto de Asociaciones Público Privadas (APP), iniciativa en posible aprobación para finales de mayo.

Su implementación incrementará la cantidad proyectos y valor de  inversión a B/. 10,000 millones. Sin embargo, la declinación económica durante estos primeros meses del año ha creado un desbalance comercial, la suspensión laboral y la no generación de ingresos, haciendo que este tipo de normalización de las APP tenga mucho más importancia y se logré implementar lo más pronto posible. 

Por otra parte, las conversaciones entre la Capac, el Suntracs y el Mitradel han consistido en llegar a acuerdos para poder apoyar a la fuerza obrera e implementar las mejores medidas para conservar la mayor cantidad de empleos posibles. 

 El pasado 6 de mayo se dio la reapertura de negocios de ferretería, a través de la venta en línea y entrega a domicilio, lo que genera, un buen indicio de cómo se irán recuperando las actividades comerciales por etapas. Mantener las medidas se seguridad contra la propagación del virus y el uso de nuestro ingenio para diseñar estrategias comerciales y efectuarlas, será decisivo para acomodarnos a la nueva economía una vez se reactive el mercado de la construcción. 

 

La Nueva Realidad : Recuperación Económica en Panamá

Existen distintos comportamientos de cómo debería reactivarse la economía. Por ejemplo, se desea que al finalizar esta pandemia las actividades económicas puedan recuperarse en forma de V es decir, que a causa de la paralización brusca de la economía, esta pueda reactivarse de forma rápida, gracias a la absorción de los distintos tipos de servicios y productos y el interés de las personas en retomar y buscar empleos, junto con el plan que esté desarrollando el gobierno actualmente; esto sería un escenario ideal. 

El otro planteamiento sobre una recuperación económica es la forma en U que implicaría una activación del mercado más paulatina, en donde los indicadores económicos como la tasa de desempleo, comience a bajar de forma más lenta (al año 2019 era del 7% y puede que aumente del 12 al 15 % para este 2020), en donde los ingresos personales se vuelvan a percibir al retornar a nuestros trabajos o nuevos empleos y la producción local retome fuerza. Este panorama es el más probable. 

Por último, una recuperación en forma de L posee una tendencia hacia la depresión económica, en donde los indicadores económicos pueden demorar en restablecerse y repuntar, en años o incluso décadas;  ningún país está preparado para este tipo de efecto. Sí comprendemos estos términos  e investigamos más a fondo, podremos tomar acciones en nuestras empresas y día a día hacerle frente a nuestra nueva realidad. 

 

Buenas Prácticas para el segmento de la Construcción 

construcción

Viendo este panorama, el sector de la construcción junto con el resto de los segmentos del mercado panameño dependerá no solo de los planes que implemente el gobierno (ley de moratoria, afrontar la deuda pública, alto estándar de transparencia, plan Salud y optimización de procesos), sino de la capacidad de las empresas en poder adaptarse a las nuevas reglas.

Hay que considerar que el poseer un sistema bancario fuerte, nos permitirá contar con instrumentos financieros para poder abordar los retos económicos, como los costos de operación de nuestros negocios, la adquisición de herramientas e implementos de bioseguridad y adoptar  nuevas estrategias de ventas para evitar las aglomeraciones. 

Algunas empresas de la construcción han podido mantenerse en baja operatividad mediante la cotización en línea vía email, websites y redes sociales con entrega post covid-19, y mantener su presencia en redes sociales, sin embargo otras no, pero con actitud, deben tomarse este tiempo para reinventarse y poder arrancar con fuerza durante y después de la cuarentena; el adquirir una presencia digital será decisivo. 

Un Enfoque Digital en el sector de la Construcción 

digital marketing

La tecnología es una extensión del ser humano para interactuar unos con otros. El uso de herramientas como Zoom, Go to meeting, Hang out y video stream en redes sociales permiten comunicarnos con nuestros clientes existentes y potenciales a distancia. Además, el ecommerce cada día se suma como herramienta fundamental para las transacciones con modelos de pago digitales como Yappy, Nequi, Paypal, Shopify por parte de los bancos.

Esto tomará relevancia para dotar a todos los sectores de formas de pago rápidos y de confianza. Las aplicaciones por parte del Gobierno como el uso del número de cédula, es un indicio de cómo este tipo de tecnologías pueden escalar a un segmento no sólo local sino global. Por último, aplicaciones de entrega a domicilio, el uso del Whatsapp, ya son considerados herramientas comerciales de uso diario. 

Sobre el sector bancario vemos un panorama de alivio financiero para las empresas y personas sobre sus obligaciones, gracias a la ley de moratoria en donde debe existir una comunicación de ambas vías, clientes y las entidades bancarias donde exista un entorno que brinde facilidades y una reducción de intereses para permitir la adquisición de nuevos préstamos, hipotecas y demás productos. 

Para el sector inmobiliario también será importante mantener un ecosistema digital, en donde converjan la banca, el gobierno, las personas y negocios y llegar a acuerdos comerciales. El decidir en bajar las ganancias de forma momentánea entre todos estos actores de forma temporal y que todos puedan participar, demostrará que podremos salir adelante en esta crisis. 

Conclusiones 

El COVID-19 nos ha empujado a un avance digital sin precedentes. Hemos tenido que adaptarnos al uso diario de las herramientas tecnológicas para comunicarnos, para trabajar, hacer negocios y auto educarnos. Es una oportunidad de oro, en donde es necesario entender que consumidores, estado y empresa privada somos un conjunto de piezas que se necesitan mutuamente. Instamos a las pymes del sector de la construcción a preparar el terreno, crear valor comunicando y co creando juntos para el beneficio del país. 

 

Debajo adjuntamos la guía sanitaria para los negocios, que establece los criterios a seguir durante la pandemia de la Covid-19 por parte del Ministerio de Salud de Panamá.

http://www.minsa.gob.pa/sites/default/files/publicacion-general/esquema_guias_sanitarias_5-05-2020.pdf

 

Sobre nosotros: 

http://scoutbau.com/como-funciona/

Fuentes: INEC, La Prensa, Capital Financiero, MINSA, Ministerio de la Presidencia de Panamá 

 

Giam Construccion

 Giam Martínez – Founder en Scoutbau.com 

 [email protected] 

 

 

Deja una Respuesta