Para empezar, la arquitectura hospitalaria es responsable del desarrollo de infraestructuras físicas para optimizar procesos médicos con el fin de mejorar los tiempos de atención. Además, es una gran influenciadora en la ayuda terapéutica para la reducción de estrés en los pacientes mejorando su recuperación.

ARQUITECTURA HOSPITALARIA
Debemos comenzar a pensar que los materiales no son simplemente elementos de revestimiento que dan imagen a un hospital u otro edificio, sino que pueden participar activamente en la salud de las personas. El uso de materiales saludables y el diseño de entornos de trabajo que afecten positivamente la salud de las personas, superando los materiales y espacios laborales de bajas prestaciones.

Por lo tanto, vamos a adentrarnos brevemente en su historia. Diversas tipologías arquitectónicas evolucionaron por razones artísticas o conceptual, el diseño hospitalario también ha sufrido cambios tipológicos donde la causa esta fuera del concepto arquitectónico. Esto se atribuye a los factores que van desde lo social hasta lo científico.

Con el descubrimiento de los antibióticos, el contagio descendió y obligó a gestionar espacios para la salud de otra forma. El hospital se situó en el centro de las ciudades y surgieron los hospitales de corte masivo y con la aparición del ascensor se inició una nueva época. Los Hospitales empezaron a crecer en altura. Pero la experiencia demostró que este crecimiento estaba limitado por las características intrínsecas del ascensor, su velocidad y su desarrollo técnico. Por ello, el modelo pasó de la gran torre monolítica al modelo base más torre: es decir el hospital en mallas de las recientes décadas.

En los últimos años los hospitales han evolucionado sólo ligeramente, nunca de manera radical. En el pasado siglo los hospitales eran máquinas para curar que se plasmaban en edificios muy compactos con circulaciones escasamente organizadas, poca ventilación y escasa iluminación natural. Así la mayoría de los hospitales hoy en día, tienen unos 70 años, son más antiguos y altos. Y aunque pueden funcionar bien, a menudo pueden acarrear problemas de tamaño, distribución o de salas.

EL PAPEL DE LA ARQUITECTURA MODERNA EN EL DISEÑO DE HOSPITALES

ARQUITECTURA HOSPITALARIA
Los hospitales y otros espacios sanitarios como clínicas, centros geriátricos y de rehabilitación, no son espacios neutrales. Al contrario, son escenarios en los que sus usuarios y profesionales conviven con momentos emotivos, estresantes y agotadores.

El «movimiento moderno» inicio la creación de una nueva arquitectura durante la primera mitad del siglo XX. El pasado año 2019 se celebró el centenario de la escuela de diseño que revolucionó el pensamiento creativo en el mundo «Bauhaus». Estas conmemoraciones brindan la oportunidad de qué arquitectos o futuros arquitectos visibilicen esta parte de nuestra historia y cultura con el resto de la sociedad. Cuya influencia ha sido especialmente significativa en la arquitectura hospitalaria.

El concepto «salud» se situaba en el centro de la agenda del movimiento moderno. La definición y diseño de viviendas sanas y ciudades saludables fue uno de los objetivos fundamentales. De hecho, algunos de los trabajos más canónicos de la época fueron experimentos sobre cómo mejorar la arquitectura en la salud. Desde el sanatorio de Paimio en los bosques finlandeses, hasta el Dispensario Antituberculoso de GATCPAC en el centro histórico de Barcelona, el movimiento moderno dejó un legado de edificios sanitarios construidos.

Pero, ¿que tenían estos edificios? Hay que destacar la luz natural y ventilación, las vistas al exterior y la introducción del entorno natural. Conceptos innovadores que contribuyeron a la creación de una nueva definición del entorno curativo y la arquitectura hospitalaria durante la primera mitad del siglo XX. Otra característica indispensable en la conceptualización de estos nuevos centros de salud fue la incorporación de las tecnologías más avanzadas disponibles en ese momento.

IMPORTANCIA DEL DISEÑO Y LA ARQUITECTURA HOSPITALARIA

El papel de un arquitecto sanitario, como normalmente se les conoce a aquellos que se especializan en la construcción de centros de salud, debe tener la experiencia comprobada y necesaria para poder empezar a diseñar la arquitectura del hospital. En cuanto a la arquitectura, es necesario tener en cuenta la circulación, en otras palabras, el flujo y el movimiento que tendrán todos los días los pacientes, visitantes, médicos, técnicos, personal de enfermería, tanto dentro como fuera del edificio.

Uno de los edificios más importantes que podemos encontrar en un determinado lugar es un Hospital. Estos sitios son donde pacientes que padecen una enfermedad son sanados y por esta razón, la forma en que se construye es de mucha importancia. Son lugares que cuentan con sitios como: Salas de espera, laboratorios, salas de cirugía y otros lugares en los que se cuida la salud.

Antes de construir un centro hospitalario, es fundamental tener un plan apropiado que dicte los pasos a seguir en cuanto a la arquitectura del lugar. Tanto los pacientes como los médicos necesitan sentirse cómodos, y es de suma importancia crear un ambiente agradable para ellos. Sabido que el primer impacto con respecto al entorno visual tiene un efecto importante y positivo en la sensación de bienestar tanto para las personas que no están bien de salud como para las personas que laboran en el interior de los hospitales y clínicas sanitarias.

Por lo tanto, una sensación visual agradable mejorará considerablemente el rendimiento del personal y a la recuperación de los pacientes.

EL OBJETIVO DE UNA BUENA ARQUITECTURA

Su obligación esencial es la de asegurar la consistencia a través del proyecto y en cada nivel de forma detallada.

El objetivo primordial que debe tener la arquitectura es crear un sistema de trabajo que se enfoque en el paciente, ofreciendo un ambiente de seguridad, limpieza y confort físico. La conservación de la energía debe ser planificada y algunas de las medidas para ello incluyen el uso de fuentes de luz de alta eficiencia, iluminación natural, ventilación efectiva, fácil mantenimiento y reciclaje de energía. Los arquitectos y planificadores de hospitales tienen que seguir el ritmo de los avances de la medicina moderna, las técnicas de enfermería y las expectativas de la clientela de la comunidad.

ASPECTOS FUNDAMENTALES QUE SE DEBEN TENER EN CUENTA

  1. Áreas de apoyo médicos, como: Calidad de salas de reuniones, la acústica de los quirófanos, la calidad y ubicación de las estaciones de trabajo.
  2. Espacios de apoyo para el personal, como estaciones de trabajo de enfermería descentralizadas, proximidad de suministros y medicamentos y áreas de descanso cómodas.
  3. Espacios de apoyo para la familia.
  4. Habitaciones de pacientes, control de la luz y la temperatura.
  5. Sostenibilidad, ahorro de energía, gestión de residuos y materiales de construcción.
  6. Señalizaciones, planos de planta y mostrador de información.
  7. Seguridad, que debe incluir la calidad del aire y la ventilación.
  8. Entorno visual, como la luz natural y las vistas de la naturaleza.
  9. Entorno de audio, que incluye: Techo, paredes y ruido.

DISTRIBUCIÓN DE ESPACIOS

flujograma
FUENTE: Organizacion Panameña de la Salud

CIUDAD DE LA SALUD PANAMÁ

Se ocupará una extensión de superficie construida total de 219.465 m2, sobre una superficie a urbanizar de 32 hectáreas y se compone de un conjunto de edificios divididos en dos grandes bloques: Hospital General y Hospital de Especialidades Pediátricas. Asimismo, se desarrollará una zona industrial de producción de energía y tratamiento de aguas que abastecerá al conjunto y un edificio Hotelero para cubrir estancias largas de familiares.

La propuesta se fundamenta en el trabajo de las protecciones y las estrategias bioclimáticas pasivas. El complejo se configura como una ciudad, es decir que no es un bloque único. Mantendrá la capacidad de total intercomunicación entre los distintos edificios de manera que se aprovechan todas las sinergias, sistemas generales, logística, centrales de producción, eliminación de residuos, evitando al máximo la duplicidad de elementos y por ello dando sentido a la raíz del proyecto y a su propia denominación.

Gracias a su configuración arquitectónica, su robustez estructural y sobre todo su capacidad de modificación, de adaptación, de ampliación y en términos generales su flexibilidad a lo largo del tiempo, hacen que este hospital y el modelo que representa no tengan límite temporal en su uso como edificación.

El avance general es de 65%, pero se menciona que eso es relativo, ya que hay edificios como el de cardiología y nefrología que lleva más del 85%. Por eso se dialoga comenzar a operar por fases a finales de 2021. Esta es una obra como pocas en el mundo ya que cuenta con 220.000 metros cuadrados y actualmente en Latinoamérica no hay conocimiento de otro similar según el director de la firma FCC..

Para el primer trimestre de 2022, se espera que la obra sea entregada en su totalidad.

Fuente ANPanamá

CONCLUSIÓN

Un buen edificio hace que te sientas mejor, los pacientes se recuperan más rápido cuando las instalaciones sanitarias se diseñan a conciencia. Esa es la conclusión de los estudios que relacionan a la arquitectura hospitalaria con la salud y el bienestar de los pacientes y el personal. Durante el transcurrir de las épocas se ha demostrado que el diseño en evidencia, que fusiona información sobre la conducta humana y herramientas de diseño tradicionales, reduce el periodo de tratamiento y la medicación, así como los niveles de agresión, y fomenta mejores patrones de sueño y mayor tranquilidad.

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR: ARQUITECTURA POST COVID-19

Architectural Draftman & Business Associates ScoutBau

Deja una Respuesta