El uso de tecnología inmersiva de realidad virtual en la arquitectura se puede incluso «vivir» el proyecto antes de que se realice: caminar en un nuevo entorno, cambiar elementos de la escena, como mover paredes o modificar decoraciones e iluminación a mano. La experiencia profesional deslumbrante y confusa aporta ventajas…